¿Cuándo cambiar una cuerda de escalada? - rocoyroca.com
1130
post-template-default,single,single-post,postid-1130,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

¿Cuándo cambiar una cuerda de escalada?

Uno de mis compañeros de escalada compró su cuerda con descuento por tener más de 5 años de antigüedad. Más de una vez me he encontrado diciéndole: deja, que ya llevo yo mi cuerda. No sé si con razón o no, así que tocaba informarse un poco del tema.

Parece ser que sólo por la edad no hay que preocuparse si ha estado correctamente almacenada. Insisto en lo de sólo, pues estaríamos hablando de una cuerda sin uso y almacenada en condiciones óptimas. Tendon, fabricante de cuerdas, reza en su catálogo de 2017 que no es de esperar un cambio significativo en sus propiedades en 5 años si ha estado almacenada en un sitio limpio, protegido de la luz, sin agentes químicos o efectos mecánicos -debajo de un peso se me ocurre como ejemplo-, entre 15 y 25ºC y humedad relativa próxima al 65%.

En Black Diamond testaron una cuerda de 20 años de antigüedad pero correctamente almacenada (y no era la primera cuerda vieja que probaban) y vieron que se comportaba como si fuese nueva.

En general la mayoría de fabricantes hablan de 10 años máximo almacenada sin uso (alguno hasta de 12) desde la fecha de fabricación. Así que en principio he de confiar en la cuerda de mi compañero…

Pero, ¿y si sí la usamos? ¿cuándo toca jubilarla?. Este caso ya es mucho más difícil pues depende del uso. Después de todo la cuerda podría incluso dañarse seriamente hasta el primer día.

Algunos fabricantes proponen registrar el uso que damos a la cuerda (metros ascendidos, rapelados, caídas y sus distancias con factores de corrección) pero la verdad es que yo no los he ido apuntando…

Varios de los principales fabricantes casi coinciden en las indicaciones generales. Aquí transcribo las de Tendon:

  • intensivo – diario (escaladores deportivos, guías de montaña, paredes artificiales) menos de 1 año
  • regular, los fines de semana durante todo el año: 1 – 2 años
  • regular, los fines de semana durante la temporada: 2 – 3 años
  • ocasional (una vez al mes – para aficionados) 3 – 5 años
  • esporádico 5 – 7 años
  • sin uso máximo 10 años (como hemos visto antes)

Y si os gusta más en forma de gráfico el blog weighmyrack nos lo pone fácil:

Imagen de Weighmyrack que muestra la durabilidad de las cuerdas

Imagen de Weighmyrack que muestra la durabilidad de las cuerdas

Otros factores a tener en cuenta para evaluar si hemos de cambiar la cuerda:

  • Desgaste de la camisa. El roce de la cuerda con la roca, mosquetones y demás elementos produce “daño mecánico” sobre la misma. Cuanto más cortante se el elemento y mayor la carga, mayor será el desgaste.
    Cuerdas desgastadas (gracias a Petzl)

    Cuerdas desgastadas (gracias a Petzl)

    Son fibras de la camisa que se cortan, ampliando el espacio entre ellas y reduciendo la resistencia al corte. Una cuerda desgastada se ensucia más lo que a su vez acelera el desgaste. Como curiosidad os cuento que mi cuerda, de nueva, tenía unas cuantas fibras cortadas (agrupadas todas en un mismo “hilo”):

    "Hilo" cortado en cuerda nueva

    “Hilo” cortado en cuerda nueva

    Consulté en la tienda y me dijeron que era raro en una cuerda nueva pero podía usarla con total seguridad. Recomendaban cortar el hilo saliente (sino no pasaba suave por el Grigri por ejemplo) y con mucho cuidado quemar la parte que sobresalía. Así lo hice 4 años atrás. Si la camisa llega a cortarse o tener tantas fibras rotas como para ver el alma entonces es momento de cambiarla:

    cuerda con camisa cortada

    Cuerda con camisa cortada. Gracias al usuario Suburban Roadside

  • Deslizamiento camisa-alma. Más habitual verlo cerca de los extremos. O sobresale la camisa del alma o viceversa. Recomendable cambiarla. Si sólo hay deslizamiento cerca de un extremo y tras una revisión exhaustiva no ves nada más puedes plantearte  cortar ése extremo (ver más abajo).
    Deslizamiento camisa-alma (Gracias a Edelrid)

    Deslizamiento camisa-alma (Gracias a Edelrid)

  • Daño al alma. Si detectas puntos duros, abultamientos, zonas blandas o aplastadas a lo largo de la cuerda habrías de desecharla. Para comprobarlo Petzl recomienda hacer un pequeño bucle con la misma y comprobar cómo se comporta. De principio a fin de la misma y observando las diferencias:
    Comprobar alma (Imagen de Petzl)

    Comprobar alma (Imagen de Petzl)

  • Caídas. Una caída larga y dura podría significar que hemos de jubilar la cuerda (así lo indican los fabricantes; Tendon lo propone para Fc>1). La cuerda va perdiendo elasticidad (=capacidad de absorber energía). La técnica de aseguramiento cuenta y conforme va estando más usada es cada vez más peligrosa en factores de caída altos.
  • Calor. Cuando una cuerda roza con otra en un rápel rápido o cuando el descensor se calienta en rápeles largos rápidos podría llegar a generarse calor como para afectar a la camisa, fundiendo fibras y rigidizando una zona (que podría llegar a romper al pasar por un radio pequeño como un mosquetón por ejemplo). Según sea la zona afectada habría que retirarla.
Ejemplo de camisa fundida por calor

Ejemplo de camisa fundida por calor

  • Daño químico y radiación ultravioleta (sol). Gasolina/diesel, pinturas, … pueden afectar a la resistencia de los materiales empleados en la fabricación de la cuerda. La exposición continua al sol si sólo es durante su uso no representa un problema (otra cosa sería en una instalación fija por ejemplo)
    Cuerdas decolorada y con pintura (gracias a Petzl)

    Cuerdas decolorada(sol) y con pintura (gracias a Petzl)

  • Agua-humedad. Una cuerda empapada (o congelada) reduce su resistencia y su comportamiento elástico (absorbe menos energía). Al secar lo recuperan. Por eso para uso en alpinismo existen tratamientos que reducen la absorción.

Es práctica habitual cuando la cuerda está cerca del final de su vida útil cortarle los extremos. ¿Porqué? porque son los que más sufren: nudos, caídas de factor alto, rozamiento, … En Black Diamond comprobaron cómo las zonas cercanas a los extremos de cuerdas usadas resistían menos que las centrales. Eso sí, si cortas los extremos que sea la misma longitud a ambos lados (para que la marca de centro de la cuerda siga indicando bien) y hazlo correctamente (sellando-fundiendo los extremos).

¿Cuándo cambiar una cuerda de escalada? En general podríamos decir que si ocurren estas situaciones del final del artículo hay que valorar cada caso. Y si no es así podemos pensar en las duraciones generales indicadas más arriba. De cualquier manera si ya no confías en la cuerda… ¡cámbiala!

Toda esta información no libera a cada usuario de la responsabilidad sobre su cuerda, siendo lo más correcto que un especialista autorizado examine la misma.

Y a vosotros, ¿cuánto os han durado vuestras cuerdas?

No Comments

Post a Comment